365 nuevos días

por | Dic 31, 2018 | Cosas de Cris | 0 Comentarios

Hace unos días, una amiga me encargó que le revisara los textos de la felicitación que iba a entregar a sus clientes por el nuevo año.
Leyendo aquellos textos, me di cuenta de la razón que tenía. Ella quería transmitir que por mucho que desees la felicidad a alguien en dos palabras, es muy difícil que esto se cumpla.
Y cuánta razón, amiga, tú misma lo has vivido estos últimos días.

Porque, aunque suene a tópico, así es la vida. A veces puede ser maravillosa, y otras, muy puñetera.

Pensarás que estás ante la persona más negativa y pesimista del mundo.
Pues he de decirte que, para nada, soy justo todo lo contrario.

Creo que en mis 35 años he vivido cosas tan duras, que me he dado cuenta que de nada sirve lamentarse por lo que te haya ocurrido. Lo mejor es pensar siempre en buscar una solución y trabajar en ella hasta conseguir lo que deseas. Así es como se cumplen los sueños, no solo deseándolos.

Suena muy bonito, lo sé. Pero tras haberme hundido, he visto que es posible salir (también puede que me hayan ayudado a salir a flote las gominolas que me como y que se asientan alrededor de mis caderas).

Resumen de mi 2018

Este año, a nivel laboral ha sido bastante fuerte.
Emprender es jodido, para que te voy a engañar. No hay fórmulas mágicas más allá de trabajar duro y creer en lo que haces.
Poder echar un vistazo al calendario y ver que tengo trabajo cerrado para varios meses, es la mayor satisfacción que he vivido nunca profesionalmente.
Esto me hace olvidar todos los malos ratos cuando los clientes no llegaban, cuando no paraba de pensar y pensar qué hacer. Incluso, las veces que he querido tirar la toalla.

Pero aquí estoy yo, a las 20.34h del 31 de diciembre terminando el año como lo empecé: escribiendo.
Y sé que, si trabajo como hasta ahora o más, el 2019 seguirá siendo igual. Nadie me va a regalar nada y solo yo puedo hacer que esto se cumpla.

Y, a nivel personal, me he vuelto a reafirmar en algo que antes no le daba la importancia que tiene: la salud lo es todo. Pero si a veces la cosa falla… lo mejor es afrontarlo con todo el optimismo que puedas, y aunque ya no quede, sigue rascando que algo saldrá seguro.

 

Por todo esto que te he contado, hoy no te quiero desear un feliz 2019, quiero desearte que seas muy valiente los próximos 365 días. Pase lo que pase. Salga el sol o esté nublado, dale duro.

 

2019, aquí me tienes.

Lo más íntimo del copywriting

Hoy te traigo un post íntimo de verdad. Hoy te vengo a hablar de bragas. Sí, sí, has leído bien. De bragas. Conozco a muchas mujeres que tienen todo tipo de bragas. Una para cada ocasión. Sin exagerar, mira: - Bragas para faldas por si se te levanta con el aire que...

Storytelling: que sí te cuenten historias

¿Verdad que de un tiempo aquí no paras de escuchar “storytelling, storytelling, storytelling”? Dicen que si lo dices tres veces, aparece un publicista diciéndote: el arte de contar historias. Al final, opino yo perdóname, nos están confundiendo un poco con lo que...

Pin It on Pinterest